lunes, 14 de mayo de 2018

Sistema de 9 chakras


Nivel 1 - Biológico

Es el lugar de la materia, en todas sus dimensiones y formas, desde las partículas subatómicas hasta el universo astronómico. Incluye también a todos los organismos vivos, incluidos el planeta Tierra y todo lo que contiene; así como a las leyes naturales y el saber ancestral. La conexión con este nivel se produce, en el cuerpo humano, a través de pies, piernas, rodillas, muslos, y, en general, el sistema óseo. Son los órganos que sostienen la columna vertebral y permiten el desplazamiento, sostenerse y descansar. Asimismo, conectan al individuo con su origen natural y ancestral, de donde emerge, erguido, como ser humano. Provee de la fuerza y el conocimiento contenidos en la naturaleza. Conceptos clave: estirpe, clan, familia (de origen), vida, madre, tierra.

Nivel 2 - Físico

Se refiere a lo que comúnmente definimos como “cuerpo”, es decir, la parte orgánica del ser humano: células, tejidos, fascias, líquidos intracorporales, membranas, músculos, huesos, sistemas nervioso y circulatorio, etc. Corresponde a todo lo relacionado con los instintos de sobrevivir y reproducirse: la obtención de placer físico, la necesidad de
seguridad económica, la competitividad y el poder (lucha por la supervivencia). Es el nivel de la materia desde la perspectiva de lo humano y, por tanto, de la necesidad humana de lo material y/o corporal. Los órganos principales asociados a este nivel son los genitales, la vejiga urinaria y el recto. Además, es el lugar por donde la energía ancestral conecta con la columna vertebral, por lo que se denomina chakra raíz en la medicina tradicional china. Conceptos clave: instinto, sexualidad, seguridad, placer, dinero, poder.

Nivel 3 - Energético

Referido a la energía subatómica, la cual es responsable de contener e impulsar a la materia. Incluye la energía intracorporal del cuerpo humano, la de cualquier objeto material, así como la energía sin cuerpo visible. En el ser humano corresponde al gusto por la vida, la capacidad de procrear y generar abundancia. También se refiere a la entrega y a la creación de la familia propia. Los órganos asociados son los del sistema reproductivo (útero, próstata, testículos y ovarios) y los intestinos. De este modo, está relacionado con la función de generar, contener y sostener la vida (asimilación de los alimentos), lo que lo convierte en el nivel de la generación desde lo femenino, opuesto al nivel siguiente de generación masculina. Conceptos clave: receptividad, entrega, abundancia, femenino, pareja, hijos.  

Nivel 4 - Vibracional o Anímico

Este es el nivel de la pulsación de la vida o biocampos, así como de los ciclos naturales del movimiento planetario. Incluye tanto aquellas vibraciones que influyen en el organismo humano -pulsación del universo, ciclos astrológicos y planetarios, ondas electromagnéticas del planeta Tierra- como los que le son propios -pulso sanguíneo, impulsos nerviosos, latidos del corazón, etc.-. En conjunto definen el estado vibracional y anímico. Se focaliza en los órganos superiores del sistema digestivo (estómago, bazo, hígado, páncreas), suprarrenales (sistema endocrino) y riñones, así como en el sistema linfático, vegetativo y el diafragma. Sus funciones principales tienen que ver con la acción y la defensa del organismo, por tanto, posee una energía asociada a lo masculino. Conceptos clave: movimiento, acción, fuerza, voluntad, éxito, masculino.

Nivel 5 - Emocional-Sentimental

Incluye las emociones (risa, llanto, enfado, etc.), los sentimientos (amor, alegría, tristeza, melancolía, etc.) y los metasentimientos (fraternidad, compasión, agradecimiento). Se trata del primer nivel exclusivamente humano, si bien en su vibración más baja (emociones) conecta con los niveles anteriores; mientras que en las más altas (metasentimientos) se vincula con los niveles superiores. Funciona, por tanto, como puente o punto de equilibrio entre nuestro ser instintivo o animal, y nuestro ser cognitivo y espiritual. Define el sentir propiamente humano y los valores éticos. Los órganos asociados son el timo, el corazón, el sistema circulatorio, los pulmones y bronquios, y los brazos. Conceptos clave: amor, bondad, empatía, altruismo, valor, ser humano.

Nivel 6 - Relacional

Se refiere tanto a la individualidad como a la relación con otros individuos, principalmente, en cuanto a la comunicación, la expresión o la palabra, pero también en lo que concierne a la retribución justa o compensación. Afecta a los órganos superiores del sistema respiratorio (laringe, faringe) y a garganta, boca, lengua, oído, nariz y tiroides. Conecta con el sí mismo, la propia identidad, y con el ámbito de lo social; ya que es la sede del logos (palabra) y del gnomos (norma), así como de toda forma de comunicación, tanto oral como escrita. En las relaciones personales gobierna la facultad de manifestar el propio yo, pero también de callar y “tragar” situaciones consideradas negativas y que no se pueden evitar. Asimismo, se vincula con la facultad de pedir y, en este sentido, con la necesidad inherente al ser humano de los otros. Conceptos clave: individualidad, libertad, sinceridad, comunicación, justicia, comunidad.

Nivel 7 - Psíquico

Estructuras de pensamiento consciente (juicios, conceptos, ideas, imágenes mentales) e inconsciente (creencias, programaciones, patrones, arquetipos), incluyendo cualquier sistema de información y la capacidad de codificarla y decodificarla. También es el lugar del saber (filosófico, científico, tecnológico, etc) y, por tanto, de las teorías, los modelos, las tradiciones... e igualmente del inconsciente colectivo o la Gran Mente, es decir, de todo el espectro de posibilidades infinitas que ha generado y puede generar la mente humana. Es el lugar de la forma, la idea, lo que permite que lo material se nos presente como figura perceptiva. Los órganos asociados son los ojos, el cerebro, parte del sistema hormonal, nervioso y linfático. Conceptos clave: teoría, información, razón, imaginación, conocimiento, verdad.

Nivel 8 - Metafísico

Es el nivel de la espiritualidad; el lugar del reconocimiento de lo incognoscible, el noúmeno o el gran misterio, es decir, de la existencia de algo que está más allá del conocimiento racional. En las religiones es la conexión con dios, el creador de todo lo existente o el director de orquesta de un universo intencional. En las corrientes espirituales no religiosas, el acceso a la consciencia o la trascendencia, es decir, a la observación de todo lo que acontece. A nivel físico se corresponde con las glándulas pineal, pituitaria, el cerebelo y la coronilla, como puerta de acceso a un nivel que va más allá de la corporeidad humana. Es también el lugar de la armonía, la quietud o el vacío, la ausencia del movimiento propio de la materia. Conceptos clave: absoluto, infinito, eterno, consciencia, padre, cielo.

Nivel 9 - Creativo

En él se conectan los niveles 1 y 8 (materia-espíritu, tierra-cielo, padre-madre). Es el lugar del destino, del desarrollo de las potencialidades innatas y del momento presente. En el ser humano supone el encuentro de sí mismo en armonía con lo que le rodea. Puede llamarse también nivel co-creativo, por cuanto la vivencia del momento presente supone un hacer en conexión con el diseño universal o el transcurrir natural de los ciclos de la vida. En él se desarrolla lo que cada ser humano es en su propia esencia, a partir de la confianza en que todo tiene su lugar. El órgano que lo rige, simbólicamente, son las manos, así como los cuerpos sutiles y el propio entorno. Conceptos clave: aceptación, unidad, creatividad, espontaneidad, belleza, armonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario