jueves, 10 de mayo de 2018

Qué es la terapia integrativa XANEYÁ

La terapia integrativa XANEYÁ puede liberar a cualquier persona de todo tipo de dolencia, conflicto o sufrimiento. Para explicarlo brevemente hay que apuntar que estas tres formas de "pasarlo mal" aluden a tres aspectos básicos del ser humano: la dolencia al cuerpo, el conflicto a la mente y el sufrimiento al sentir más profundo del alma. La terapia XANEYÁ es un sistema de evolución personal que abarca los tres y, en ese sentido, su eficacia consiste en su capacidad para permitir a la persona acceder, desde todos ellos, al origen de su malestar y liberar, así, cualesquiera de ellos.


Sin embargo, es importante dejar claro, que una terapia entendida como modo de evolución personal no es lo mismo que una terapia entendida desde un criterio más racionalista de tipo causa-efecto inmediato. Es posible liberar
muchos malestares a través de múltiples terapias. Y también lo es a través de esta. Pero, además de ello, lo que la terapia XANEYÁ propone es una visión más amplia, consistente en la posibilidad de que todo ser humano que transita el camino de la evolución personal, a corto, medio y largo plazo, va a ir sintiendo beneficios en los planos corporal, mental y existencial cada vez más claros y con mayor tiempo de permanencia. El proceso de evolución personal es, pues, un camino amplio que va más allá del tratamiento de un síntoma y que pretende corregir la dolencia, el conflicto o el sufrimiento desde su origen más remoto, para llegar a obtener una salud integral.

Cuando se habla de salud integral es, principalmente, porque de lo que se trata  es de contribuir a la configuración de un ser humano íntegros o integrado. Es decir, personas en las que el sentir, el pensar y el hacer sean aspectos de una misma línea conductora; personas que acceden a la autorrealización, en cuanto manifestación de lo que propiamente son de manera natural, una vez desecha la división inherente a la identificación con la mente (identidad). 

En suma, la terapia integrativa XANEYÁ puede, por un lado, actuar como una terapia eficaz o efectiva (también desde el criterio racionalista) y, por otro, permite transitar a cada individuo por el camino de realización de su propio ser, el cual, de forma original, es saludable.  

XANEYÁ permite recuperar el estado de salud original que todo organismo vivo posee. Salud mental-corporal-espiritual.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario