Barrido energético



Afecta, como la visualización, al campo electrostático que, en terminología terapéutica, coincidiría con el campo áurico.

Se trata de realizar pases rápidos con las manos en posición perpendicular al cuerpo del paciente (de canto) y a una distancia de entre 2 a 5 centímetros. Los movimientos son a intervalos progresivos, comenzando por la cabeza y finalizando en los pies. 

Su función principal es airear dicho campo dotándolo de mayor ligereza y apertura, y eliminando posibles densidades que se hayan quedado bloqueadas en el áurea del paciente. Para ello el movimiento de la mano debe ser en línea horizontal inicialmente y terminar en un movimiento ascendente. 

Pero también puede utilizarse esta técnica para reparar zonas energéticamente más débiles, o dicho de otro modo, fisuras del campo aúrico; recomponiéndolo y armonizándolo en su totalidad. Su aplicación entonces sería en sentido contrario: inicialmente en horizontal (siempre paralelamente al cuerpo del paciente) y finalizando en un movimiento descendente. 

Por último, es aconsejable utilizar esta técnica al finalizar la sesión para recomponer el aura tras la intervención, también con un movimiento de final descendente.

Comentarios

Entradas populares