Cirugía Astral



La Cirugía Astral consiste tradicionalmente en, en primer lugar, en deshacer bloqueos energéticos localizados en cualquier parte del organismo, tanto en las zonas superficiales como en los órganos internos.


Estos bloqueos pueden originar o están relacionados con alguna dolencia física y, al mismo tiempo, con la memoria corporal. En ella se almacenan sucesos  traumáticos, los cuales, durante la cirugía, pueden ser recordados por la persona que se está sanando y liberados, también, emocionalmente.


La Cirugía Astral tiene este nombre porque la forma de actuación es idéntica a la de una cirugía médica, sólo que en el plano astral o energético. Se realiza casi sin tocar el cuerpo físico o haciéndolo muy suavemente. Y consiste en la localización del nudo energético y su posterior extracción del campo astral del paciente.


En segundo lugar, la Cirugía Astral o Energética permite equilibrar la energía corporal interna, a través de los "hilos energéticos" o meridianos, así como activar el movimiento natural de los chakras o centros energéticos del organismo. De este modo a través de ella es posible lograr estados de relajación y de reconexión.




Comentarios