Estiramientos de extremidades

Estiramientos previos a la sanación

Se realizan nada más colocarse el usuario en la camilla para estar seguro de su correcta posición corporal, evitando así lesiones o molestias innecesarias. Se trata de que, por un lado, manos y pies estén se encuentren a la misma altura, evitando tensión en cadera, cintura y hombros; y, por otro, la cabeza esté situada en ausencia de tensión cervical. Los estiramientos de las extremidades se realizan agitándolas levemente de arriba a abajo y de abajo a arriba, para soltar la musculatura y recolocar la cadera o los hombros, o bien, tirando con cierta energía desde los tobillos o las muñecas. El estiramiento cervical se ejecuta con una mano sobre la barbilla y la otra en la nuca, para propiciar la separación en línea recta de las primeras vértebras.


Estiramientos como tratamiento 

Estiramiento de brazos 

Presión en hombros en dirección a los pies, elevación del brazo por muñeca, codo y hombro. El objetivo es rotar la articulación a la altura del hombro y despegar lo máximo posible la escápula. Los movimientos han de ser largos y progresivos, asegurando constantemente la relajación del miembro, lo que se realiza soltándolo suavemente una y otra vez. La posición final a alcanzar es con los brazos en cruz o por encima de la cabeza, bien estirados, bien flexionados por los codos. El cliente puede permanecer en esta postura el tiempo que lo sienta.


Estiramiento de piernas 

Desbloquear caderas a través de movimientos de rotación de las extremidades inferiores desde los tobillos y/o las rodillas. En algún momento puede ser necesario elevar enérgicamente las piernas para desbloquear el sacro y el coxis. Ganan movilidad todas las articulaciones. 

La posición final es variada: desde flexionadas por las rodillas y pies al suelo, hasta la posición de la “rana” (abiertas y dobladas por las rodillas que apoyan en la camilla y pies al centro). También pueden colocarse estiradas, semiabiertas y con las puntas de los pies hacia afuera. La posición a alcanzar depende de la dolencia del cliente o de los beneficios que se quiera alcanzar. 

En general, las extremidades estiradas se activan y abiertas se relajan. 

Comentarios